TABAQUISMO COMO FACTOR CAUSANTE DE CÁNCER CERVICOUTERINO

En este artículo explicaremos como el cigarrillo por si solo o como co-factor en especial su interacción con el Virus del Papiloma Humano (VPH) juega un papel en el origen del cáncer cervicouterino (CaCu). Pero les daremos algunas estadísticas generales ya que el cigarrillo no solo es un factor para desarrollar el CaCu si no muchos más canceres.

 

De acuerdo a datos arrojados por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), se estima que del 5 al 10% de todos los canceres son causados por factores internos tales como:

 

·         Herencia

·         Mutaciones

·         Factores hormonales

·         Estado inmune del huésped

 

Del 90 al 95% de todos los canceres son causados por factores externos o ambientales y estilo de vida como:

 

·         Radiaciones

·         Dieta

·         Infecciones

·         Alcohol

·         Obesidad

·         Exposición al sol

·         Inactividad física

·         Tabaco

 

Basados en lo anterior determinaron que del 25 al 30% de muertes por algún tipo de cáncer son a causa del tabaco. La IARC considera al cigarrillo como el agente productor de cáncer en más órganos o sitios del cuerpo humano:

 

·         Pulmón

·         Cavidad nasal

·         Páncreas

·         Vejiga urinaria

·         Cavidad Oral

·         Esófago

·         Hígado

·         Cuello uterino

·         Laringe

·         Estomago

·         Colon y recto

·         Medula ósea

 

Encender un cigarrillo significa la creación de más de 5,000 compuestos químicos dañinos para cada órgano del cuerpo humano.

 

De acuerdo a datos recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la IARC, el Cáncer Cervicouterino (CaCu) continúa siendo un problema importante de salud pública en todo el mundo. El CaCu representó el sexto cáncer más frecuente en el mundo para ambos sexos.

 

En el 2008, reportaron un análisis de 13 encuestas del IARC sobre la prevalencia del VPH realizadas en 11 países entre 1993 y 2005, ellos concluyeron que consumo de cigarrillo está asociado en una forma moderada con la prevalencia de la infección del VPH. También reportaron qué en las fumadoras activas, el riesgo de tener el VPH aumenta en proporción al número de cigarrillo fumados por día. En aquellas que fuman 15 o más cigarrillos, tienen 2 veces incrementado el riesgo que con respecto con las que nunca han fumado. Este estudio demuestra que el fumar interfiere con la prevalencia del VPH. El mismo año, en mujeres de los países nórdicos, confirman que el cigarrillo es un factor de riesgo independiente para desarrollar el CaCU sobre todo en aquellas fumadoras con presencia del VPH oncogénico.

 

La asociación entre el cigarrillo y el CaCU se ha establecido en base a estudios epidemiológicos sobre la relación al número de cigarrillo por día consumidos y el tiempo de exposición al cigarrillo o habito.

 

El moco cervical de las fumadoras contiene cantidades medibles de los componentes del cigarrillo y sus metabolitos tales como el Benzo(a)pireno (BaP), nicotina y sus derivados tales como las nitrosaminas metilnitrosamina, piridil y butanona. El efecto a la exposición a la nicotina a largo plazo podría afectar la proliferación celular.

 

Otros mecanismos que pueden explicar la carcinogénesis del CaCU relacionada al cigarrillo, serian con las anormalidades en los sistemas inmunes sistémico y celular de la fumadora.

 

El cigarrillo parece afectar negativamente la historia natural del VPH; la regresión las lesiones intraepiteliales escamosas de bajo grado en un plazo de 2 años es significativamente más baja en las fumadoras que en las que nunca han fumado, sin embargo, la eliminación de la infección del VPH permanece como punto conflictivo, algunos autores mencionan que el cigarrillo no influencia la duración de la infección del VPH pero otros reportan que retarda el aclaramiento o eliminación de la infección.